RSS

Comunicado de prensa de la Coordinación Nacional de Trabajadores Activos, Jubilados y Pensionados del IMSS.

01 Nov

Por: Luis Daniel Vargas Alencaster

Hemos invitado a los medios de comunicación para dar a conocer nuestra postura como movimiento nacional ante la consumación de la imposición de Manuel Vallejo Barragán en la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social.

Como fue del dominio público, la farsa electoral montada el 2 de agosto del presente año, cuando la burocracia sindical que controla el SNTSS dio un golpe de poder al anular la representación de Valdemar Gutiérrez Fragoso y designar a Manuel Vallejo Barragán como Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional del SNTSS, finalizó el 14 de octubre con la toma de posesión de la Secretaría General de este personaje, ante un congreso sindical a modo, compuesto casi exclusivamente por delegados congresistas incondicionales suyos.

Después de tal farsa, Manuel Vallejo Barragán y la nueva cúpula sindical han tratado de dar una imagen de normalidad en la vida interna y, sin un asomo de autocrítica por las traiciones, abusos y represión sindical cometidos por su grupo, ha acusado a la “disidencia” de intransigencia, de necedad y de vivir en el error.

Dice en una de sus declaraciones a los medios que esta disidencia tiene las puertas abiertas en el sindicato, siempre y cuando ‘tengan proyectos que sean favorables para el sindicato’. Claro que, quien juzga qué es favorable para el sindicato es él y su grupo, en la medida en que ellos tienen el poder.

Como movimiento de trabajadores en resistencia, debemos señalar que nada ha cambiado en el SNTSS con la imposición de un nuevo Secretario General y la recomposición del Comité Ejecutivo Nacional, con respecto a las desviaciones, abusos y antidemocracia de los anteriores integrantes así como con respecto a la orientación política otorgada a la Organización.

Así, en el plano interno, subsisten miles de trabajadores suspendidos en sus derechos sindicales o despedidos laboralmente, por motivos políticos, a quienes la mezquindad, la cobardía o la abierta perversión sindical de los delegados congresistas no les permitieron levantar tales sanciones. Subsisten también cientos de jubilados y pensionados que fueron excluidos del Fondo de Ayuda Sindical por Valdemar y sus secuaces, con la única finalidad de beneficiarse, adjudicándoselos éstos, los ahorros realizados en la vida de aquellos.

Nada dice tampoco Manuel Vallejo respecto a las estructuras sindicales anacrónicas y antidemocráticas, como son la Comisión Nacional y Seccionales de Honor y Justicia, que han sido el instrumento de persecución y castigo a todo trabajador que se atreve a expresar ideas de carácter político. O la profunda inequidad, parcialidad y antidemocracia de los mecanismos y procedimientos electorales, donde no se permite oposición, ni voto libre, ni voto secreto, ni voto directo, para elegir a las directivas seccionales o nacionales. Nada dice tampoco Manuel Vallejo y su equipo acerca de la profunda corrupción que existe en la estructura sindical en el manejo de las prestaciones contractuales, donde se permiten la venta descarada y sin escrúpulos por parte de los funcionarios sindicales, de los créditos hipotecarios, de los prestamos de automóvil, de las propuestas sindicales para ingreso laboral al Instituto, y de muchas más prestaciones.

No es simplemente silencio cómplice de la nueva directiva. Es la aspiración de beneficio individual y grupal para ella.

Pero no es solamente un problema de moral, de ética y de limitadas y pervertidas nociones de democracia, justicia y derechos humanos en la vida sindical, por parte de la nueva directiva. Existe también en ella una ignorancia completa de la historia de la lucha sindical y de la seguridad social y una profunda incapacidad para entender los intereses económicos y políticos que hoy están atacando los derechos laborales plasmados en la legislación social.

Es por ello que hemos visto a Manuel Vallejo Barragán afirmarle a los trabajadores del Seguro Social que sus derechos laborales no serán afectados por las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo, por el sólo hecho de que existe el contrato colectivo de trabajo en este sector. Otro tanto ocurre cuando mantiene completo silencio ante los proyectos de nuevas reformas a la seguridad social, orientadas las mismas por el argumento tramposo de la universalidad de la atención.

Esta nueva directiva es incapaz de percatarse de lo que se ha efectuado ante su nariz: la cancelación de los derechos laborales, ya sea en el campo de la seguridad social o en la ley laboral, se ha venido realizando, primero, con la modificación de la ley general y, posteriormente, el ajuste hacia la baja en los contratos colectivos o en las empresas particulares. Así ocurrió con las modificaciones a la Ley del Seguro Social que permitieron, con posterioridad, el ajuste al Régimen de Jubilaciones y Pensiones de los trabajadores del IMSS y las modificaciones a la Ley del ISSSTE.

Es a todo esto que Manuel Vallejo y su equipo deben responder y explicar. Y deben explicarlo ante todos los trabajadores. Si de verdad él desea el diálogo, debe hacerlo abiertamente con todos los trabajadores y con todos los afectados a través de sus agrupamientos de resistencia; no en lo oscurito con tal o cual personaje. Y tal diálogo debe versar en torno a los temas arriba señalados que son el origen del conflicto interno en el SNTSS. La modificación profunda del estatuto sindical y la superación de la estructura, mecanismo y prácticas sindicales, para reconstruir la unidad y la confianza sindicales, son asuntos ineludibles.

Mientras no sea de esta manera, la Coordinación Nacional de Trabajadores Activos, Jubilados y Pensionados del Seguro Social convoca a todos los trabajadores a lo largo del país a no bajar la guardia y mantener la lucha de resistencia en torno al programa o plataforma construido en la coyuntura de la farsa electoral.

Tal plataforma de lucha se basa en los siguientes ejes:

1. Defensa del modelo histórico de seguridad social y rechazo de los fraudulentos Sistema Universal de Salud y Sistema Universal de Pensiones.

2. Rechazo absoluto a la reforma laboral impulsada por los sectores más reaccionarios del país y sus instrumentos políticos PRI y PAN y, en el plano interno del IMSS, defensa del Contrato Colectivo de Trabajo, el Régimen de Jubilaciones y Pensiones y la restitución de su fondo financiero.

3. Impulso a la recuperación del poder adquisitivo del salario de los trabajadores del IMSS.

4. Exigencia de la nulidad de todas las sanciones aplicadas por la Comisión Nacional y Comisiones Seccionales de Honor y Justicia en contra de miles de trabajadores y la defensa de los trabajadores despedidos injustificadamente por el IMSS por motivos políticos.

5. Impulso a la democratización del sindicato para hacerlo instrumento eficaz de defensa del modelo histórico de seguridad social, del contrato colectivo de trabajo, de la recuperación salarial y de defensa del RJP.

6. Para tal democratización, el impulso a una profunda reforma estatutaria con base en los principios de equidad, solidaridad, transparencia, honestidad, respeto a los derechos humanos y la libre expresión de ideas, así como la igualdad de oportunidades para participar en las estructuras y órganos de dirección del sindicato.

7. Combate a la imposición del nuevo Secretario General del CEN que se ha efectuado a partir de violentar la legalidad estatutaria y suplantar la voluntad de los trabajadores.

Acciones inmediatas.

  1. Fortaleceremos la estrategia legal de lucha acumulando todas las evidencias de fraude electoral, de conculcación del derecho a votar y ser votado y la negativa o anulación de registro como planilla de delegados al congreso, en una sola demanda legal de impugnación a la convocatoria al congreso nacional.
  1. Impulsaremos la construcción de una sola estructura organizativa nacional que articule todas las expresiones grupales que participan en la oposición y todas aquellas que participaron en el proceso electoral.
  1. Para avanzar en el fortalecimiento de tal estructura organizativa a nivel nacional, realizaremos próximamente la 6ª Asamblea Nacional en un lugar por definir. 

Atentamente:

Por la Coordinación Nacional de Trabajadores Activos, Jubilados y Pensionados del Seguro Social, Luis Daniel Vargas Alencaster.

30 de octubre de 2012.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: