RSS

31 Mar

Por: Gerardo Flores Hernandez
Marzo de 2012.
EL SEGURO SOCIAL, SU SINDICATO Y EL SISTEMA DE SALUD MEXICANO.
De acuerdo a la OIT (Organización Internacional del Trabajo), el grado de desarrollo, económico, social y el grado de bienestar de un país, tiene una relación directa con el grado de desarrollo de su sistema de Seguridad Social.
En los principios de 1980, México tenía uno de los modelos sociales más avanzados de América Latina, en materia de seguridad social. El país fue avanzando en cobertura y con sistema integral de atención medica, basado en un personal altamente calificado, con instalaciones de primer nivel, así como todos los materiales y equipos para una atención médica de calidad.
Sin lugar a dudas la población derechohabiente del IMSS y del ISSSTE, tenían un nivel de salud por arriba del resto de la población, incluso los grandes personajes del mundo económico, político o de altos ingresos buscaban que su atención se realizara en las instalaciones de estas instituciones.
En este contexto, existía un sindicato en donde se libraba una fuerte lucha por la democratización de la organización, la cual, era manejada por un pequeño grupo cuya dirigencia, era designada desde gobernación.
La crisis económica de los años ochenta afecto a la institución y al sector salud mexicano, aplicándose las instrucciones del modelo neoliberal y desmantelando así, uno de los mejores sistemas de salud de Latinoamérica. Como consecuencia, la lucha de los trabajadores de este sector, junto con otros sectores, como telefonistas, educación, ferrocarrileros y otros, se recrudeció.
En 1988, bajo la forzada entrada del gobierno de Carlos Salinas de Gortari, a la Presidencia de la República, el gobierno de México, intervino directamente en el sindicalismo mexicano realizando movimientos aparentemente democráticos, pero cuya finalidad fue un mayor control del gobierno sobre las nuevas dirigencias sindicales. Es así como se impone a Elba Esther en el SNTE, a Francisco Hernandez Juárez en Teléfonos de México, a Carlos Romero Deschamps en Petróleos Mexicanos y a Miguel Angel Saenz Garza en el Sindicato Nacional del Seguro Social.
En el caso específico del Sindicato Nacional del Seguro Social, (habiendo derrocado los trabajadores a Punzo Gaona, quien metió a Valdemar Gutierrez directo al sindicato sin haber trabajado un solo día en el IMSS) y con la venia del Gobierno Federal, llegó Miguel Angel Saenz Garza, quien al ser presionado por la base trabajadora, encabezó una reforma estatutaria, llevando al SNTSS a convertirse en uno de los más democráticos, incluída la obligación de rendición de cuentas, hasta la llegada e imposición del único secretario general del SNTSS, que nunca ha trabajado en el IMSS: Valdemar Gutierrez Fragoso.
El panorama actual para los trabajadores, es desastroso. Los líderes sindicales, han secuestrado a las organizaciones que representan, se han eternizado en el poder y bajo la complicidad del Gobierno Panista, no hay poder que los mueva.
El Sindicalismo en México, es el más fiel retrato de la corrupción, la represión, venta de derechos de los trabajadores por la impunidad de sus líderes, cuyos apetitos perversos son insaciables.
El único sindicato, en donde había ciertos tintes democráticos, con sucesiones donde se respetaba el estatuto vigente, hoy bajo la protección del gobierno Calderonista, ha pasado al control total de Valdemar Gutierrez Fragoso; individuo impuesto por Fernando Rocha y Roberto Vega Galina, a quien Valdemar agradeció corriéndolo del sindicato y del seguro incluyendo a su esposa y familiares.
El Sindicato, antiguo impulsor de la seguridad social, de los derechos de los trabajadores, de la igualdad, de la cobertura universal, de mejores condiciones de trabajo, hoy, es tan solo un botín de Valdemar y de un selecto grupo que el escoge.
Los logros de Valdemar Gutierrez fragoso desde su llegada a la dirigencia sindical podemos resumirlos en:
– Entrega del Régimen de Jubilaciones y
Pensiones, obligando a las nuevas
generaciones a jubilarse a los 65 años de
edad, bajo el régimen de las afores.
– Aumentar su periodo en el cargo y el de
todos los comités del país de 4 a 6 años.
– Venderse al PAN, aceptando una diputación
federal plurinominal, donde por cierto
Valdemar es el diputado más faltista.
– Reprimir y sancionar a más de 3,000
trabajadores sindicalizados por pedirle
rendición de cuentas.
– Correr a más de la mitad de su comité
directivo. En toda la historia del SNTSS,
no se había visto un líder más represor.
– Aumentar la sobrecarga de los médicos con
mas consulta, procesos más complejos, más
presión, más estrés, mas quejas de los
derechohabientes, ante la falta de
material, medicamentos, equipo y
constante diferimiento de las consultas.
– El personal cada vez más insatisfecho por
sobrecarga de trabajo que, aunque no se
justifica, reacciona intolerante contra
el derechohabiente ante la falta de
apoyo, respuesta y resolución de esta
problemática por parte de su organización
sindical.
– Cada vez es más frecuente que los
trabajadores se enfermen del llamado Burn
Out o síndrome del quemado, ante la
frustración de trabajar en un medio
laboral frustrante ante la precariedad de
materiales.
– La venta de plazas para ingresar al IMSS,
por el SNTSS, es la queja actual por
parte de los aspirantes.
– Trabajar en el seguro, se va haciéndo
cada vez más complicado, ante la falta de
control en la elección adecuada de
personal de nuevo ingreso al IMSS, ante
la complacencia de las autoridades del
IMSS y del SNTSS.
Los líderes sindicales, además de gastar bastante dinero de las aportaciones de los trabajadores en publicaciones para para aparentar que no pasa nada, también han encontrado la forma de acallar conciencias, legitimando sus traiciones a la clase trabajadora y a sus derechohabientes, llevando a los delegados sindicales, a congresos y consejos que se realizan en paradisiacas playas de México, en donde, bajo techos de lujosos hoteles, los delegados entregan sus conciencias y hunden cada vez más al otrora sindicato de mejor propuesta.
Pero aun hay más, ante la falta de interés del gobierno federal de fortalecer el Sistema de Seguridad Social, prefiere seguir manteniendo a un líder a modo, por lo que el equipo de Valdemar encabezado por Fernando Rocha Larrainzar, (quien actualmente maneja el millonario negocio de los seguros), ya prepara la siguiente reforma estatutaria, donde la Gran Reforma es “LA REELECCION DE VALDEMAR”.
La toma de nota, ya se la dió por adelantado el exsecretario del trabajo: Javier Lozano y su término del cargo sería hasta el 2018.
En 2012 la situación política de Valdemar se presenta diferente, se vislumbra sumamente debilitado debido a los excesos de su corrupción -donde su fortuna se calcula en miles de millones de pesos- y con el resentimiento de los trabajadores que sufren represión -más de 10 mil sancionados-.
La decadencia del Seguro Social por motivos previamente explicados y la venta del RJP al IMSS por Valdemar a espaldas de los trabajadore en marzo del 2008 -condenando a las nuevas generaciones a jubilarse a los 65 años con pensiones de miseria a través de las Afores-, ha generado un verdadero riesgo social, por eso ningún político lo quiere a su lado pues su cercanía es un desprestigio, sin embargo se ha cobijado con Josefina Vazquez Mota y el costo que pagará será su derrota.
Los trabajadores del IMSS y de los demás sindicatos, utilizaremos el voto como nuestra mejor arma para liberarnos de estos corruptos opresores.
A nivel nacional, la consigna es:
“Voto de Castigo al Partido Político que proteja a Valdemar Gutierrez Fragoso y a su estructura Sindical”.
Por lo pronto: “NI UN VOTO AL PAN”.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: